No Es Un Pastel, Sino Oro! este Es El Mejor Pie Que He Probado En Mi Vida!

El pie de requesón árabe, un tesoro culinario que enamora a todos los paladares, es una delicia que combina sabores exquisitos y texturas irresistibles. En esta receta, aprenderás cómo crear este manjar dorado que te hará sentir como si estuvieras en el corazón de la cultura árabe. ¡Sigue estos pasos y sorprende a tus seres queridos con un pedazo de paraíso en tu mesa!

Ingredientes

Para la masa

  1. Huevos – 3 piezas + 1 pieza
  2. Azúcar – 150 gramos
  3. Pizca de sal
  4. Aceite vegetal – 100 ml
  5. Leche – 70 ml
  6. Harina – 200 gramos
  7. Polvo para hornear – 1 cucharada
  8. Requesón – 250 gr
  9. Azúcar – 3 cucharadas
  10. Almidón – 1 cucharada
  11. Azúcar en polvo

Preparación

Paso 1: Preparación de la masa

Comenzamos tamizando la harina de trigo con el polvo para hornear, asegurándonos de que estén bien mezclados. Este paso es esencial para lograr una masa suave y uniforme.

Paso 2: Mezcla de huevos y azúcar

En un bol, mezclamos tres huevos con los 150 gramos de azúcar hasta obtener una mezcla suave, ligera y esponjosa. Luego, añadimos el aceite y la leche, continuando la mezcla a velocidad baja. Poco a poco, incorporamos la harina tamizada con el polvo para hornear hasta que se forme una masa uniforme y suave.

Paso 3: Vertido de la masa

Vertemos la masa preparada en un molde adecuado, asegurándonos de que esté bien distribuida y nivelada en el fondo del molde.

Paso 4: Mezcla de requesón

En otro recipiente, mezclamos el requesón con las 3 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de almidón, agregando un huevo adicional. Mezclamos hasta obtener una combinación homogénea.

Paso 5: Cobertura de requesón

Extendemos la mezcla de requesón sobre la masa en el molde, asegurándonos de que quede uniformemente distribuida.

Paso 6: Horneado

Precalentamos el horno a 180 grados Celsius y horneamos nuestro pie durante 30-35 minutos o hasta que esté dorado y firme al tacto.

Consejos importantes

Es esencial que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente antes de comenzar la preparación. Se recomienda sacarlos de la nevera al menos media hora antes de hornear para obtener mejores resultados.

Conclusión

El pie de requesón árabe es una joya de la repostería que ha conquistado corazones en todo el mundo. Con esta receta, podrás disfrutar de su sabor incomparable en la comodidad de tu hogar. ¡Sorprende a tus seres queridos con esta delicia dorada y descubre el encanto de la cocina árabe!

Preguntas Frecuentes

1. ¿Puedo usar requesón bajo en grasa para esta receta?

Sí, puedes utilizar requesón semidesnatado sin problemas, aunque el resultado podría variar ligeramente en textura y sabor.

2. ¿Puedo sustituir el azúcar regular por azúcar de coco?

Puedes probar con azúcar de coco, pero ten en cuenta que podría afectar el sabor final del pie.

3. ¿Se puede congelar el pie de requesón árabe?

Sí, puedes congelarlo, pero asegúrate de almacenarlo en un recipiente hermético para mantener su frescura.

4. ¿Qué otros ingredientes puedo añadir para personalizar el sabor?

Puedes agregar ralladura de limón o esencia de vainilla para darle un toque personalizado a tu pie.

5. ¿Cuál es la mejor forma de conservar el pie sobrante?

Guárdalo en el refrigerador para que mantenga su frescura y sabor.

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!