Deliciosas Galletas que se Derriten en tu Boca: Receta Fácil y Sencilla

Las galletas caseras tienen un encanto especial. El aroma que se extiende por la casa mientras se hornean, la textura crujiente por fuera y suave por dentro, y por supuesto, el sabor inigualable. En esta ocasión, te traemos una receta para hacer unas galletas que se deshacen en la boca, y lo mejor de todo es que son fáciles de preparar. Estas delicias son perfectas para acompañar tu café o té favorito. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlas!

Ingredientes

Antes de comenzar, asegúrate de tener los siguientes ingredientes a mano:

  • 2 huevos medianos
  • 125 g de azúcar de caña
  • 80 ml de aceite de semillas de girasol
  • 1 cucharada de vainilla
  • Pizca de sal
  • 100ml de leche
  • 400 gr de harina aproximadamente
  • 7 gr de levadura en polvo
  • Agua y azúcar

Instrucciones Paso a Paso

A continuación, te explicaremos cómo preparar estas galletas de manera sencilla y deliciosa:

Paso 1: Preparación de la Masa

  1. Rompe los huevos en un bol.
  2. Vierte el azúcar de caña y la vainilla en el bol junto con los huevos.
  3. Agrega el aceite de semillas de girasol.
  4. Añade una pizca de sal a la mezcla.
  5. Bate todos los ingredientes en el bol hasta que la mezcla quede suave y homogénea.

Paso 2: Mezcla con Leche

  1. Vierte la leche en la mezcla de huevo y azúcar.
  2. Continúa mezclando hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Paso 3: Agregar Harina y Levadura

  1. Tamiza la harina en otro bol.
  2. Añade la levadura en polvo a la harina tamizada.
  3. Comienza a agregar la harina a la mezcla de huevo y leche poco a poco.
  4. Amasa la masa hasta obtener una textura firme y uniforme.

Paso 4: Estirar y Cortar

  1. Espolvorea harina sobre una superficie plana.
  2. Estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de 2-3 mm.
  3. Usa cortadores de galletas para dar forma a las galletas.
  4. Haz un agujero en el centro de cada galleta redonda.

Paso 5: Horneado

  1. Precalienta tu horno a 180 grados Celsius.
  2. Coloca las galletas en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino.
  3. Humedece ligeramente cada galleta con agua.
  4. Sumérgelas en un bol con azúcar para darles un toque crujiente.
  5. Hornea las galletas durante 15-20 minutos, hasta que estén doradas y crujientes.

Paso 6: Disfruta

¡Listo! Ahora puedes disfrutar de estas deliciosas galletas caseras que se derriten en tu boca. Son ideales para acompañar una taza de té o café en cualquier momento del día.

Conclusion

Las galletas caseras siempre son una excelente opción para disfrutar de un dulce casero. Esta receta fácil y sencilla te permitirá crear unas galletas irresistibles que cautivarán a todos tus invitados. Así que no esperes más, ¡pruébalas hoy mismo!

Preguntas Frecuentes

1. ¿Puedo utilizar otro tipo de aceite en lugar de aceite de girasol?

Sí, puedes usar aceite de coco o mantequilla derretida como alternativa.

2. ¿Puedo sustituir el azúcar de caña por azúcar blanca?

Sí, puedes usar azúcar blanca en lugar de azúcar de caña si lo prefieres.

3. ¿Puedo añadir chocolate o frutos secos a la masa?

¡Claro! Puedes personalizar estas galletas agregando trozos de chocolate o frutos secos a la masa antes de hornearlas.

4. ¿Cuánto tiempo duran estas galletas frescas?

Guardadas en un recipiente hermético, estas galletas se mantendrán frescas durante aproximadamente una semana.

5. ¿Puedo congelar la masa para hacer galletas en otro momento?

Sí, puedes congelar la masa en porciones y hornearlas más tarde. Asegúrate de envolverlas bien en film transparente antes de congelarlas.

¡Esperamos que disfrutes haciendo y degustando estas galletas fáciles y deliciosas! Y no olvides compartir la receta con tus amigos y familiares.

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!