Encontré la pizza casera más fácil ¡Sin horno! ¡Sin rodillo! El favorito de mi familia.

Introducción

La pizza casera es una delicia que a menudo se asocia con la dificultad de preparación y la necesidad de equipos especializados como un horno o un rodillo. Sin embargo, he descubierto una receta que desafía estas expectativas, brindando una experiencia deliciosa sin la complicación usual. Acompáñame mientras te guío a través de los pasos para hacer la pizza casera más fácil, sin necesidad de horno ni rodillo, ¡y que se ha convertido en el favorito de mi familia!

Ingredientes

Masa (puede hacer 2 pizzas)

  • 1 cucharada de azúcar
  • 200 ml o aproximadamente ¾ de taza de agua tibia
  • ½ cucharada de levadura instantánea
  • 2 tazas de harina para pan
  • 1 cucharadita de sal

Adiciones

  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Queso mozzarella, rallado
  • Pepperoni (opcional)
  • Puedes agregar más toppings que desees

Instrucciones

Paso 1: Preparación de la masa

Comienza mezclando el agua tibia, el azúcar y la levadura instantánea en un recipiente hasta que estén bien combinados y disueltos. En otro recipiente grande, combina la harina y la sal, y mézclalas bien. Luego, agrega gradualmente la mezcla de agua mientras mezclas bien entre cada adición hasta que comience a formarse una masa.

Paso 2: Reposo de la masa

Amasa la masa hasta formar una bola, luego tápala y déjala reposar durante unos 10 minutos. Después, amasa la masa nuevamente hasta que quede suave y redonda. Déjala reposar en un lugar cálido, tapada, durante aproximadamente 1 hora. Una vez transcurrido el tiempo, desinfla la masa y pásala a un tapete de silicona. Divide la masa en 2 partes iguales y déjalas reposar tapadas por unos 15 minutos más.

Paso 3: Formación y cocción de la pizza

Espolvorea un poco de harina sobre las porciones de masa y aplánalas, luego presiónalas para darles una forma redonda grande con bordes gruesos. Calienta una sartén a fuego medio-bajo y agrega un poco de aceite de cocina, extendiéndolo por todo el fondo y los lados con una toalla de papel. Coloca la masa de pizza en la sartén y haz agujeros por toda la masa con un tenedor, dándole la vuelta si así lo deseas.

Paso 4: Adición de ingredientes y servir

Tapa la sartén y deja que la masa se cocine durante unos 6 minutos o hasta que esté dorada. Luego, untar un poco de salsa de tomate sobre la masa, espolvorear el queso y añadir pepperoni u otros aderezos que desees. Vuelve a tapar la sartén y calienta la pizza a fuego lento durante unos 8 minutos. ¡Y listo para servir y disfrutar!

Conclusión

Con esta receta, la preparación de una deliciosa pizza casera se vuelve más accesible que nunca. Sin necesidad de un horno o un rodillo, puedes disfrutar de una pizza fresca y sabrosa en poco tiempo. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tu familia y amigos con tu habilidad para hacer pizza!

Preguntas Frecuentes (FAQs)

  1. ¿Puedo usar levadura seca en lugar de levadura instantánea? Sí, puedes sustituir la levadura instantánea por levadura seca en la misma cantidad. Solo asegúrate de activarla previamente según las instrucciones del paquete.
  2. ¿Es necesario dejar reposar la masa durante una hora? El reposo de la masa permite que desarrolle su sabor y textura adecuados, pero si estás corto de tiempo, puedes reducir este tiempo de reposo. Sin embargo, un tiempo más largo de reposo suele mejorar la calidad de la masa.
  3. ¿Puedo congelar la masa sobrante? Sí, puedes congelar la masa en porciones individuales envueltas en plástico o papel film. Cuando quieras utilizarla, simplemente descongela en el refrigerador durante la noche y luego sigue los pasos de formación y cocción como de costumbre.
  4. ¿Qué otros ingredientes puedo agregar a la pizza? Las opciones son prácticamente infinitas. Puedes añadir vegetales, carnes, hierbas frescas o cualquier otro ingrediente que te guste en una pizza tradicional.
  5. ¿Puedo hacer la masa sin azúcar? El azúcar ayuda a alimentar la levadura y contribuye al color dorado de la masa durante la cocción. Si prefieres no utilizar azúcar, puedes omitirlo, pero ten en cuenta que la textura y el sabor de la masa podrían verse afectados ligeramente.

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!