Esto es lo MÁS DELICIOSO que he comido jamás! Cualquiera puede hacer esta receta en casa.

¡Hola, amantes de la cocina! Hoy os traigo una receta que os dejará boquiabiertos: ¡Pizza Curva! Esta no es una pizza cualquiera; es una experiencia culinaria que transformará tu manera de disfrutar de este clásico italiano. ¿Listos para descubrir el secreto detrás de la pizza más deliciosa que jamás hayáis comido? ¡Cualquiera puede hacer esta receta en casa!

Ingredientes

Para la masa necesitarás:

  • 7 onzas de leche caliente
  • 7 onzas de agua tibia
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 2 ¼ cucharaditas de levadura seca
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 5,5 tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal

Para el relleno:

  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 1 taza de queso cheddar
  • Perejil
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • Además, reserva 1 yema de huevo.

Preparación de la masa

Comienza combinando los primeros seis ingredientes en un bol grande. Revuélvelos hasta obtener una mezcla homogénea. Luego, añade gradualmente la harina y la sal, mezclando hasta que la masa comience a formarse. Usa tus manos para amasar hasta que la masa sea suave y elástica. Forma una bola, cúbrela con film transparente y déjala reposar durante 40 minutos. ¡Verás cómo dobla su tamaño!

Formación de la base de pizza

Divide la masa en dos partes iguales. Estira una de ellas con un rodillo hasta obtener una forma rectangular, asegurándote de que los bordes estén bien formados. Repite el proceso con la otra mitad, procurando que ambas tengan un tamaño similar.

Preparación del relleno

Extiende uniformemente la pasta de tomate sobre una de las bases de masa. Esparce el queso cheddar y el perejil picado sobre la pasta. Recuerda, puedes personalizar tu relleno al gusto, pero estos ingredientes ya crean una combinación perfecta.

Montaje de la pizza curva

Coloca la segunda base de masa sobre el relleno, presionando los bordes para sellarla. Con un cortador de pizza, corta la masa en tiras verticales y luego por la mitad. Unta las tiras con mantequilla derretida.

Formación de los giros

Toma un extremo de la masa y colócalo sobre el otro, utilizando un palito de barbacoa para presionar en el centro y empezar a torcer. Esto creará un efecto visual y gustativo único. Coloca los giros en una bandeja para hornear y pinta con yema de huevo.

Horneado

Hornea a 352 grados Fahrenheit durante 20 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.

Presentación

Sirve tus giros de pizza calientes, como refrigerio, guarnición o incluso como plato principal. Son irresistibles y seguro que sorprenderán a todos.

Variantes de la receta

No dudes en experimentar con diferentes rellenos, como mozzarella, pepperoni, o incluso ingredientes más gourmet como alcachofas o jamón serrano. La Pizza Curva es una base maravillosa para la creatividad.

Conclusión

La Pizza Curva es más que una receta; es una experiencia culinaria que transformará tus reuniones en casa. Es sencilla, deliciosa y totalmente personalizable. ¿Te atreves a probarla?

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Puedo usar harina integral para la masa? Sí, aunque la textura y el sabor cambiarán ligeramente.
  2. ¿Qué otros quesos recomiendas? La mozzarella, provolone o incluso quesos azules pueden darle un toque especial.
  3. ¿Puedo preparar la masa con antelación? Claro, puedes refrigerarla cubierta hasta por 24 horas.
  4. ¿Cómo puedo hacer la pizza curva vegana? Usa ingredientes veganos para la masa y el relleno, como queso vegano y mantequilla sin lácteos.
  5. ¿Puedo añadir carne a la receta? Sí, ingredientes como pepperoni, jamón o pollo cocido son excelentes adiciones.

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!