¡SIN AMASAR! Mi marido lo quiere todas las mañanas. Ya no lo compro, lo hago yo mismo muy fácilmente.

Introducción

En la búsqueda de opciones deliciosas y saludables para el desayuno, esta receta se ha convertido en un favorito en mi hogar. Sin amasar, sin complicaciones, y lo mejor de todo, completamente casero. En este artículo, te mostraré cómo preparar estos deliciosos bollos de pimiento y queso, que a mi esposo le encantan todas las mañanas. Con ingredientes simples y un método fácil de seguir, podrás disfrutar de este manjar en tu propia cocina. ¡Vamos a empezar!

Ingredientes

Antes de sumergirnos en los detalles de la preparación, echemos un vistazo a los ingredientes que necesitarás:

  • 1,5 cucharaditas de agua tibia
  • 1/2 cucharadita de aceite vegetal
  • 1 cucharada de levadura seca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 4 cucharaditas de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 pimientos amarillos
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 150 gramos de queso
  • 150 gramos de mozzarella
  • 1 huevo

Método de Preparación

Paso 1: Preparación de la Masa

  1. Vierte el agua tibia en un bol.
  2. Agrega el aceite vegetal, la levadura seca y el azúcar. Mezcla bien estos ingredientes.
  3. Añade la harina y la sal a la mezcla anterior. Continúa mezclando hasta que obtengas una masa suave y no pegajosa.
  4. Forma una bola con la masa y luego vierte una cucharadita de aceite sobre ella. Asegúrate de engrasar bien la masa y las paredes del bol.
  5. Cubre el bol con una toalla y deja reposar en un lugar cálido durante 30 minutos o hasta que la masa duplique su tamaño.

Paso 2: Preparación de los Ingredientes

  1. Lava los pimientos, quítales los tallos y las semillas, y córtalos en cubos pequeños.
  2. Corta la mozzarella en trozos pequeños.
  3. Ralla el queso en un rallador grueso.
  4. Bate el huevo en un bol pequeño.

Paso 3: Formación de los Bollos

  1. Toma la masa leudada y transfiérela a una superficie de trabajo previamente engrasada.
  2. Amasa la masa durante 1 minuto.
  3. Divide la masa en 6 mitades iguales y dales forma de bola a cada una.

Paso 4: Montaje y Horneado

  1. Toma una fuente para horno y cúbrela con papel pergamino.
  2. Coloca 4 de las bolitas de masa en la fuente.
  3. Presiona cada bollo con la mano para aplanarlos ligeramente.
  4. Pincela cada bollo con el huevo batido.
  5. Espolvorea generosamente con queso rallado por encima de cada bollo.
  6. Coloca los trozos de mozzarella sobre los bollos.
  7. Agrega los cubos de pimientos en la parte superior de cada bollo.
  8. Repite el proceso con los 2 bollos restantes.
  9. Precalienta el horno a 180 grados y luego coloca la fuente con los bollos en el horno precalentado.
  10. Hornea durante 20 minutos o hasta que los bollos estén dorados y el queso se haya derretido completamente.
  11. Retira los bollos del horno y sírvelos tibios.

Conclusión

Preparar estos deliciosos bollos de pimiento y queso sin amasar es más fácil de lo que parece. Con ingredientes básicos y un proceso simple, puedes sorprender a tu familia con un desayuno delicioso y casero. Así que, ¡anímate a probar esta receta y disfruta de la sonrisa en el rostro de tu ser querido cada mañana!

Preguntas Frecuentes

1. ¿Puedo utilizar otros tipos de pimientos en esta receta?

Sí, puedes experimentar con diferentes tipos de pimientos según tus preferencias. Los pimientos verdes, rojos y amarillos agregan un toque de color y sabor único.

2. ¿Puedo hacer una versión más saludable de estos bollos?

Claro, puedes optar por usar ingredientes bajos en grasa o integrales para hacer esta receta más saludable.

3. ¿Puedo congelar estos bollos y recalentarlos más tarde?

Sí, puedes congelar los bollos y recalentarlos en el horno o microondas cuando desees disfrutarlos nuevamente.

4. ¿Cuál es la mejor manera de almacenar los bollos sobrantes?

Guarda los bollos en un recipiente hermético en el refrigerador para mantener su frescura.

5. ¿Puedo agregar otros ingredientes, como jamón o champiñones, a esta receta?

¡Por supuesto! Puedes personalizar esta receta agregando tus ingredientes favoritos para hacerla aún más deliciosa.

Disfruta de tus bollos de pimiento y queso caseros y sorprende a tus seres queridos con un desayuno delicioso cada mañana. ¡Buen provecho!

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!