La receta en 5 minutos ¡Las galletas se derriten en la boca! bueno y fácil!

En el mundo de la repostería, a veces deseamos disfrutar de un dulce delicioso sin invertir horas en la cocina. ¡Hoy te traemos la solución perfecta! Una receta de galletas que se prepara en tan solo 5 minutos y que literalmente se derriten en la boca. Estas galletas son deliciosas, fáciles de hacer y son un verdadero placer para los amantes del chocolate. ¡Prepárate para enamorarte de esta receta!

Ingredientes:

Antes de empezar, asegúrate de tener a mano los siguientes ingredientes:

  • 120 gramos de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 60 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de yogur
  • 8 gramos de azúcar de vainilla o vainillina
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas de maní tostado y molido
  • 220 gramos de harina
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 160 gramos de chocolate blanco
  • 3 cucharadas de maní tostado picado

Procedimiento paso a paso:

Paso 1: Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados.
  2. En un bol, mezcla la harina, el azúcar glas, la maicena, el polvo para hornear y la sal.
  3. Agrega el maní tostado y molido a la mezcla seca.
  4. Mezcla bien todos los ingredientes y deja reposar la mezcla.

Paso 2: Preparación de la masa

  1. En otro bol, bate la mantequilla blanda con el azúcar de vainilla hasta obtener una consistencia espumosa.
  2. Agrega el yogur y mezcla hasta que la mezcla quede suave.

Paso 3: Combinar los ingredientes

  1. Combina la mezcla líquida con la mezcla seca y mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Forma bolitas con la masa y colócalas en una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  3. Tritura ligeramente las bolas con el dorso de una cuchara.

Paso 4: Cocinar y decorar

  1. Hornea las galletas durante unos 8-9 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.
  2. Una vez cocidas, déjalas enfriar por completo.
  3. Mientras tanto, derrite el chocolate blanco al baño María.
  4. Sumerge la mitad de cada galleta en el chocolate derretido y luego espolvorea con maní tostado picado.
  5. Deja secar completamente antes de servir.

Estas galletas son una verdadera delicia. La combinación de la mantequilla suave, el chocolate blanco cremoso y el toque crujiente del maní las convierte en una experiencia única para el paladar. Lo mejor de todo es que puedes prepararlas en tan solo 5 minutos, lo que las hace ideales para un antojo repentino o para sorprender a tus invitados.

¿Te preguntas si estas galletas son adecuadas para cualquier ocasión? Aquí tienes algunas respuestas a preguntas frecuentes:

FAQs

1. ¿Puedo sustituir el yogur por otro ingrediente?

Sí, puedes sustituir el yogur por crema agria o incluso leche si lo prefieres. Esto puede afectar ligeramente el sabor y la textura, ¡así que experimenta según tus preferencias!

2. ¿Puedo usar otro tipo de chocolate en lugar de chocolate blanco?

¡Claro! Puedes utilizar chocolate negro, con leche o incluso chocolate con sabor a almendra si lo deseas. ¡Hazlo a tu gusto!

3. ¿Cuánto tiempo duran estas galletas?

Estas galletas se mantienen frescas durante varios días si las guardas en un recipiente hermético. Aunque dudamos que duren tanto tiempo, ¡son tan deliciosas que desaparecerán rápido!

4. ¿Puedo congelar la masa de estas galletas?

Sí, puedes congelar la masa en forma de bolitas y hornearlas más tarde. Esto te permite tener galletas frescas en cualquier momento que desees.

5. ¿Puedo hacerlas sin maní si tengo alergias?

Absolutamente. Si tienes alergias o simplemente no te gusta el maní, puedes omitirlo sin ningún problema. Las galletas seguirán siendo deliciosas.

En resumen, estas galletas son la solución perfecta para satisfacer tus antojos de chocolate en tan solo 5 minutos. Con ingredientes simples y un proceso rápido, no hay razón para no probar esta receta. ¡Así que ve a la cocina y prepárate para disfrutar de unas galletas que se derriten en la boca!

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!