Mi abuelo tenía razón: Trucos secretos que los panaderos nos esconden. Pan alemán viejo

Introducción

Mi abuelo, un amante apasionado del pan, solía decir: “Un buen pan es el corazón de una comida”. Hoy, quiero compartir contigo los trucos secretos que los panaderos han mantenido ocultos durante generaciones. Aprenderemos cómo hacer pan alemán viejo, una receta que te sorprenderá con su suavidad y sabor. Así que, ¡cocinemos deliciosas recetas juntos!

Ingredientes

Antes de sumergirnos en la preparación, asegúrate de tener los siguientes ingredientes:

  • 500 ml de agua tibia.
  • 10 gramos de levadura seca.
  • 1 cucharada de azúcar.

Paso 1: Preparación de la levadura

  1. En un recipiente, mezcla 500 ml de agua tibia con 10 gramos de levadura seca.
  2. Añade una cucharada de azúcar para activar la levadura.
  3. Revuelve bien y deja reposar durante unos minutos.

Paso 2: Preparación de la masa

  • 30 ml de aceite de girasol.
  • 500 gramos de harina de trigo.
  1. Tamiza los 500 gramos de harina de trigo a través de un colador.
  2. Esto es necesario para que el pan quede más suave.
  3. Agrega 30 ml de aceite de girasol.
  4. Añade 2 cucharaditas de sal y 2 cucharadas de semillas de lino.
  5. Mezcla la masa hasta que quede suave.
  6. Agrega otros 200 gramos de harina de trigo y continúa amasando hasta obtener una masa uniforme.
  7. Repite después de mí, ¡es muy fácil!

Paso 3: Reposo de la masa

  1. Cubre la masa con aceite de girasol.
  2. Tapa el recipiente y deja reposar en un lugar cálido durante 45 minutos.
  3. ¡Verás cómo la masa sube y se vuelve aireada!

Paso 4: Dividir la masa

  1. Una vez que la masa ha reposado, libera los gases acumulados.
  2. Divídela en 2 partes iguales.
  3. Cubre cada parte y deja reposar durante 20 minutos.

Paso 5: Formar los panes

  1. Engrasa dos cazuelas con aceite de girasol.
  2. Estira cada porción de masa como se muestra en el video.
  3. Enrolla la masa en forma de tubo y asegura los bordes.
  4. Haz lo mismo con la segunda parte de la masa.

Paso 6: Reposo final y horneado

  1. Cubre los panes con un paño húmedo y deja reposar durante otros 20 minutos.
  2. Lubrica la superficie de los panes con agua.
  3. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
  4. Hornea los panes durante 30-35 minutos hasta que estén dorados y crujientes.

Conclusión

¡El pan alemán viejo está listo! Suave, delicado y con un sabor que te transportará a la tradición de la panadería alemana. No dudes en probar esta receta en casa y disfrutar de su autenticidad.

Preguntas frecuentes

1. ¿Puedo sustituir las semillas de lino por otros ingredientes?

Sí, puedes experimentar con otros ingredientes como semillas de sésamo o nueces según tu preferencia.

2. ¿Es necesario tamizar la harina?

Tamizar la harina ayuda a obtener un pan más suave, pero si no tienes un colador, puedes omitir este paso.

3. ¿Cuánto tiempo dura el pan fresco?

El pan alemán viejo se mantiene fresco durante 2-3 días si se guarda en un lugar fresco y seco.

4. ¿Puedo congelar los panes?

Sí, puedes congelarlos y descongelarlos cuando los necesites. Asegúrate de envolverlos bien antes de congelar.

5. ¿Qué platos combinan mejor con este pan?

Este pan es perfecto para acompañar quesos, embutidos y sopas, ¡pero no dudes en disfrutarlo como más te guste!

Seamos Amigos

¡Únase al boletín de Emily para obtener recetas exclusivas, consejos y más!

¡Te has suscrito correctamente!